Sen(o)fobia

Textos de:

Jerónimo López Mozo, Paloma Pedrero, Guillermo Heras, Lola
Correa, Alberto de Casso, Pilar Zapata, Antonio Miguel Morales,
Laura Aparicio, Antonio Cremades, Pedro Montalbán-Kroebel,
Ruth Vilar, Sebastián Moreno, Carmen Abizanda, Ana Abad de
Larriva, Enrique Torres Infantes, Antonio Nieto, Gonzalo Campos
Suárez, Francisco J. De los Ríos, Julio Fernández, Carmen
Menager, Asunción Díaz Alcuaz, Bryan Vindas, Juan Mairena,
Raquel Calonge.

“Es senofobia, odio visceral a lo que ya no sirve, a pesar de que con
ese odio estemos fusilando y contra un muro la memoria, nuestra memoria,
la de cada uno y la colectiva, aquella que construye la Historia y
no precisamente a través de capítulos de Cuéntame.
No aprendemos. Después de haber abandonado los cadáveres en las
residencias como si de un campo de concentración se tratara (días antes
de ser liberado), nos enfrentamos a una tarea moral de reconstrucción
de la conciencia que no sabemos cómo afrontar, y de la que, desde
luego, no se oye ni una palabra en ninguno de los discursos políticos vigentes.
Aún es peor: no esperen que sus conciudadanos les aplaudan por tomar
partido en favor de lo viejo. Sus conciudadanos, cuando reciban
una llamada de la asistente social avisando de los peligros de la soledad
a partir de cierta edad, correrán a meter a sus viejos en cuchitriles,
que es en lo que se han convertido la mayoría de los centros de
internamiento para ancianos, y allí morirán: no solo por muerte natural,
también por abandono.”

Del Prólogo de Julio Fernández.

¡Que revienten los viejos! (el depósito de los cadáveres vivos), Jerónimo López Mozo
El mosquito, Paloma Pedrero
Sentido y sensibilidad, Guillermo Heras
1.9.3.6, Lola Correa
La última revelación, Alberto de Casso
Cinco frases con puntos suspensivos, Pilar Zapata
El jilguero, Antonio Miguel Morales
Perros al sol, Laura Aparicio
La sopera, Antonio Cremades & Pedro Montalbán-Kroebel
No es una opción, Ruth Vilar
La barahúnda (tragedia griega para residencia), Sebastián Moreno
Valeria y yo, Carmen Abizanda
Manos, Ana Abad de Larriva
Flores que nadie ve, Enrique Torres Infantes
El fotógrafo de surcos, Antonio Nieto
La puntilla, Gonzalo Campos Suárez
El viejo roble, Francisco J. De los Ríos
Skype, Julio Fernández
Alas, Carmen Menager
Lágrimas, música, silencio, Asunción Díaz Alcuaz
Réquiem, Bryan Vindas
Dios odia a los cobardes, Juan Mairena
Al otro lado de la tapia (o La noche que no ladrarán los perros), Raquel Calonge