NO HAY PAPEL de Beatriz Bergamín

PVP 10 euros

edicionesinvasoras@gmail.com

No hay papel es un pedacito de la historia de dos mujeres que rondan los 50, independientes, valientes, inteligentes, tristes, alegres y poéticas. No tienen miedo al cambio. Defienden su dignidad en el ámbito personal, profesional y político. Se enfrentan a perderlo todo menos eso: la dignidad. Pero además, No hay papel son retazos de la historia real de dos actrices que, con declaraciones personales sobre sí mismas, se exponen ante el espectador en un ejercicio de pornografía emocional sin red. Entre la verdad y la ficción: no hay papel, hay personas.
Beatriz Bergamín

«“Todo vuelve a empezar”. Nuestros sueños, la representación, nuestra vida, la realidad. Ese es nuestro papel, el de las protagonistas y el de las actrices de carne y hueso cuando se desprenden de su máscara teatral, pero también el de nosotros cuando dejamos la butaca y el espacio cómodo que teníamos como espectadores. Hay espacio y papel para los sueños, a pesar y con el pesar de lo vivido y de lo que nos rodea».

De la crítica a la puesta en escena de Mª Teresa Santa María Fernández
Revista Don Galán nº 6, CDT

 

LA MALA HERENCIA de Alberto de Casso

PVP 10 euros

edicionesinvasoras@gmail.com

En La mala herencia de Alberto de Casso se muestran simultaneamente dos fragmentos de realidad muy diferentes y distantes pero que forman parte del mismo mundo en el que vivimos.
Por un lado, Laura y Julio, dos hermanos malavenidos se reunen con motivo de la muerte de su madre para repartirse la herencia en la casa familiar. Laura esta escribiendo una obra sobre la larga y devastadora guerra de Siria que ambienta en la ciudad de Alepo y que comparte con su hermano mientras se disputan los bienes heredados.
Por otro, una mujer siria de esa misma ciudad nos muestra la barbarie cotidiana y cruenta de la guerra, y las durísimas, casi imposibles condiciones para sobrevivir en compania de su madre y su hija Hana, y de un francotirador que ocupa el piso superior del edificio. Esa mujer se parece extranamente a Laura y guarda un vinculo lejano y secreto con la madre muerta.
«La muerte provocada por las guerras es precisamente esta, no una desgracia azarosa, sino el extremo en esa violación progresiva de nuestros derechos otorgada a quienes nos desgobiernan. Por muy lejana y aleatoria que nos parezca, al otro lado del televisor, del papel o de las redes, lo cierto es que está latente entre nosotros, en nuestro parlamento, en nuestros votos, en nuestras abstenciones».